viernes, 18 de noviembre de 2011

Que no hijo, que no va!


Hoy sin saber porqué

te he recordado,

ha volado hacia ti un pensamiento

y asustada, sacudí la cabeza,

como si con el gesto,

alejara de mi, tal ocurrencia.

De poetas y locos,

todos tenemos un poco dice un dicho,

más que locura,

mi pensamiento fue un desatino,

algo que no sucederá de nuevo,

porque tu me dirás,

si antes no me importabas,

ahora menos que nunca,

que no hijo, que no va!

No te me ilusiones.

1 comentario:

  1. Un extraño recuerdo si el motivo no es real, pero si se trata de un loco pensamiento o lo contrario en busca de algo que no podrá ser, pues es lógico advertir que no se debe hacer ilusiones; no por "el hijo", sí por lo que pudo o no puede ser.

    Un saludo y un beso, querida. Por fin muevo las ancas para dar un salto :)

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...