Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 4 de febrero de 2012

Vendimia



 
Arráncame la vida
y en la tuya, encarcela mi existencia,  
cruza ya esa barrera,
te lo estoy suplicando,
no sabes lo que pierdes
con tu espera.
Subamos a esa barca
y al océano inmenso hagamos testigo
de esta pasión ardiente que encerramos.
No te niegues,
estoy llamando a tu puerta,
tengo blancos los nudillos
y tu sigues sordo y mudo.
Traspasa ya el umbral de mi universo,
comparte esta vendimia,
mira como las vides revientan de dulzor,
tengo sed, exprime el vino,
viértelo en una sola copa compartida,
tuya y mía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario