Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 3 de febrero de 2012

El libro de Antonio García Villarán



Generalmente las cafeterías de las universidades, academias, institutos, centros de enseñanza en general, son espacios abiertos donde los estudiantes disfrutan de un recreo que dependiendo del nivel, edad y otras circunstancias, puede ser candente, frívolo, díscolo, o puramente académico.
Las cafeterías de estos lugares, son el área más apetecida del conjunto de edificios que conforman las universidades porque acompañados del tradicional cafelito, solemos hilvanar verdaderos tratados filosóficos, repasar tareas, estudiar, y hasta hacer una que otra inocente travesura.
Anoche, la cafetería de la Facultad de Bellas Artes de Universidad de Sevilla, fue el escenario para la puesta en circulación de un nuevo libro de Antonio García Villarán,  “El Maestro Escarabajo. Ideas para una nueva Pedagogía de las Artes Plásticas del Siglo XXI”.
Entre sorbitos de humeante café con leche, asistimos al debut de este libro que bien podría convertirse en un nuevo referente de lo que es el arte, de como lo interpretamos, como dice el autor, “La enseñanza del arte, debe ser algo más que impartir unas clases en las que se forma en diversos oficios”,  el arte agregamos nosotros, es la fantasía de los que piensan en éste como ciencia, lo verdadero, es la existencia de artistas y creadores, sin éstos, no habría arte.
Antonio García Villarán es el Cangrejo Pistolero, así se llama la editorial de este gestor cultural sevillano, Doctor en Bellas Artes y Licenciado de pintura y escultura, en la actualidad suma a sus innúmeras actividades culturales y literarias, la docencia en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla.
Un hombre joven, que va trillando el camino de tantos antepasados de su tierra que plantaron una semilla cuyos frutos tal vez no pudieron disfrutar en toda su magnitud, estas generaciones siguen sus pasos plantando nuevas expresiones del arte, más llano, mas asequible y entendible por la gente de estos tiempos que nos ha tocado vivir.
Recomiendo a mis amigos que entren al blog de Cangrejo Pistolero, para que descubran la esencia de este crustáceo que no sumará calorías ni proteínas, pero nutrirá una parte igualmente importante, nuestra sed de conocer el valor de cosas tan esenciales como el arte.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario