domingo, 25 de noviembre de 2012

Día Internacional contra la NO violencia de la mujer

 

Lo positivo es asimilarlo, tenerlo claro en la conciencia. Lo útil no es tan solo decirlo, hay que gritarlo, difundirlo, meterlo en la sangre, en la nuestra y en la de todos los que nos circundan.
Que las madres se eduquen y aprendan que son a veces las primeras que incentivan el machismo en los niños, ellas que orgullosas les incitan aún bebés, a enamorarse, a dominar y algunos padres hasta alcohol les ofrecen, "para que aprendan", así como también a enamorar casi siempre a las chicas del servicio y ya más grandecitos, apoyar a que obliguen a éstas a callar cuando abusivamente entran en sus habitaciones y las violan.
Todo eso sucede en las sociedades de muchos países y cuando digo sociedad, no me refiero a la élite social predominante de clubes exclusivos para los de alta sociedad, no, me refiero al conglomerado, a ese conjunto de seres humanos que muchas veces, de humano, solo tienen el nombre.
La manera más adecuada para contribuir a educarnos y educar a los nuestros, es abrir la conciencia y la moral y sobre todo, los que tenemos en las manos un medio para comunicarnos públicamente con las masas, no confundir con escritos que más que ayudar, contribuyen a errar la conducta.
Ciertamente hoy es un día dedicado mundialmente a un tema que en los últimos años ha llevado más luto que muchas enfermedades, la violencia de género que tanto en España, Rep. Dominicana y otros países, tiene altas cifras de muerte.
Este día nos toca muy profundamente como dominicanos, ya que fue elegido el 25 de noviembre, en recuerdo y homenaje a las heroínas de Salcedo, las Hermanas Mirabal, asesinadas un día como hoy en 1960 por el dictador, Rafael Trujillo.
Día Internacional de la No violencia contra la mujer, no solo debemos ufanarnos de ello, primero hay que entenderlo para hacer que los demás lo asimilen y en el caso de los niños, crezcan sabiéndolo, así al llegar a la adultez, tendrán muy claro que la mujer no es su esclava, sino su compañera. 

Reflexionemos sobre este día, no solo roguemos para que cesen las muertes de mujeres en manos de novios, amigos, compañeros, pareja, gritemos el derecho a la vida, derecho a dejar a alguien cuando no conviene, o se deja de amar, gritemos asimilando y educando, a nosotros mismos, a los hijos, hermanos, amigos, que nadie ose abusar de nuestro cuerpo, ni con violencia, ni con pretenciones de apropiarse de nuestro amor, si no lo permitimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...