lunes, 7 de marzo de 2011

Felicidades Mujeres del mundo


Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, con su apellido de “trabajadora”, o sin él, está inscrito en el calendario y su historia data desde 1911 con origen en Dinamarca.

UN POCO DE HISTORIA:

Específicamente la celebración del 8 de marzo tiene su origen en los Estados Unidos de Norteamérica, era el año de 1857 y las mujeres que laboraban en una fábrica textil en Nueva York, decidieron paralizar sus labores debido a las condiciones precarias en su ambiente de trabajo, fue ese el inicio de la reivindicación laboral de las mujeres, sus peticiones eran reducción de horario, ya que eran obligadas a trabajar 16 horas diarias, recibiendo como paga, un tercio del devengado por los hombres.

El paro se tornó violento, un incendio devoró la fábrica, muriendo carbonizadas 129 mujeres. Años después en 1910, en una conferencia de mujeres que se celebraba en Dinamarca, surgió la idea de crear una fecha que sirviera de homenaje y recordación a las operarias muertas n la textilera, en 1975, la Asamblea General de las Naciones Unidas, decretó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer.

La fecha está marcada y se festeja en muchos países del mundo, pero una fecha es solo un día, carece de importancia si no se crea conciencia, si no se entiende que este día, mas que para arrumacos y detallitos, sirve para que la mujer se afiance en la sociedad y sean reconocidos sus derechos.

A pesar de los logros, crecen las cifras que indican que la mujer sigue siendo discriminada y víctima de agresiones sexuales y violencia de género.

Queda casi todo por hacer, aunque son innegables algunos logros, el rol femenino se ha enriquecido y el intelecto de la mujer se ha manifestado de mil maneras diferentes dejando claro que la mujer no es simplemente un objeto del deseo, o decorativo.

Ella que ha sido marcada desde Eva hasta la actualidad, que al parecer hasta la naturaleza la estigmatiza con sus continuos cambios, menstruaciones, embarazos, lactancia, menopausias, razones suficientes para sentirnos grandiosas y sin embargo, esas mismas condiciones son usadas a veces para detractarnos, aduciendo que estamos añejas, que habitamos en la Era Primitiva y otras ridiculeces que mueven a risa, mirándolo así, parecería que ser mujer es una monstruosidad, sin embargo, mas que todas esas simplezas, debe primar el espíritu de saberse merecedora de haber nacido mujer.

2 comentarios:

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...