martes, 6 de agosto de 2013

Ni jardín, ni rosas



 
Plantamos un jardín, recuerdas?
sembramos rosas que recogíamos cada primavera,
de aquel edén no queda nada,
hasta los pétalos de aquella rosa
que al cortar nos hirió haciéndonos sangrar,
y que guardaba entre las páginas de un libro,
tristes y mustias,
se disiparon misteriosamente.
Hoy ni rosas ni jardín,
tampoco primaveras, solo el viento helado
del invierno que habita en los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...