sábado, 3 de diciembre de 2011

La ruta del beso

En la tibieza de una tarde de otoño,

en el azul del cielo que se dibuja en el mar,

en la bravura de la ola

y en la quietud del lago en calma.

En todas partes dejábamos una señal de besos.

las piedras del camino nos marcaban

la rosa que cortamos, nos clavó su espina,

y tú y yo, rodeados, pero solos,

tu mirada metida entre mis ojos

y mi boca, sin querer desprenderse de la tuya.

De la tierra subíamos al cielo,

de la luna hasta el mar nos deslizamos

y en la ruta del beso nos perdimos.

1 comentario:

  1. Entré al blog de Fibo, para ver si tenía algo nuevo y no ví nada, así es que aprovechando el "paseo" me asomé a algunos blogs de gente que comentaba y caí aquí. Me han encantado tus versos.
    Un saludo.
    Joker

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...