domingo, 23 de enero de 2011

Atardecer en Andalucía


¡Vid, olivos, almendros, madroños y romeros!

Naranjos, pinos verdes.

La tarde iba muriendo

y fundido en mi piel,

me enervaba un aroma de azahares… …

De marisma en marisma iba volando

y en un instante,

mi cuerpo se convirtió en luciérnaga iluminada por

los rayos mortecinos del sol,

en el fondo de un pantano.

El astro se despedía y en su ocaso,

una escena de amor se dibujaba… …

Un rincón en la lejana playa,

viento y silencio, arena, mar,

dos amantes estremecidos ante el impudor

de sus cuerpos desnudos.

¡El sol se metía entre el agua y la violaba!

Estallaba en burbujas, para amarla otra vez,

subían remolinos de espuma,

amalgamando un arco iris de colores

que la mar reflejaba,

era un estallido!

Un frenético orgasmo de pasión y locura.

El astro se ocultó y el agua quedó inmóvil,

poseída de calma y embeleso, se sumió en un sopor.

¡Yo a la orilla, temblaba!

Humedecida por la sal de una ola

que me dejó vestida con mi piel,

quedé inerte, aterida,

mirando trémula,

que ante mis propios ojos,

la mar y el sol hicieron el amor.

Me alejé avergonzada,

corrí por el sendero irradiado de luna.

La noche me envolvía,

penetré en su sombra,

el campo y sus rumores, el refugio, el vino,

el olor de un jazmín que florecía.

Las aves me arrullaban con sus trinos,

un balcón en penumbras me atraía,

caminé hasta allí

y tras una cortina de gotas cristalinas de rocío,

me rendí a la vendimia… …

¡Tocaba las estrellas!

Olía a besos y embriagada de amor,

enardecida,

del sol y la mar seguí el ejemplo,

rodaron por mi cuerpo las uvas del placer

y una por una, con deleite las comí… …

Después volvió la calma y silenciosamente me dormí…

Así te evoco Andalucía, viendo morir el sol,

temblando yo de amor, entre tus campos,

y hoy lejos de ti, muriendo de nostalgia.

8 comentarios:

  1. perfecto amiga muy lindo ...letras llenas de mucho sentimiento bello ..

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Miuris, me has dejado sorprendida. Que poema más bonito y original. El sol haciendo el amor con el mar ¡es precioso!, mi andaluza guapa.

    Por cierto mi niña (y aunque no tenga que ver) ¿sabes por que sale un cuadro muy pesistente en tu blog pidiendo identificación no se bien para qué? El caso es que al final se va...

    Un besito.

    ResponderEliminar
  3. Añoranza en este profundo poema amiga Miuris, envuelve la nostalgia estos versos tan bellos.

    Precioso.

    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  4. Un bello poema Miuris donde la mar y el sol, disfrtan en plena naturaleza de su amor pasional, maravillosa imaginación.Besos amiga, no te acabo de ubicar estás en tu tierra o en Andalucía? perdona la indiscreción

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Precioso!!. La manera mas hermosa de expresar el amor por la tierra que se lleva en el corazón.

    Un abrazo, amiga!!.

    ResponderEliminar
  6. hola Miuris,

    preciosa poesía a la que respondo con otra poesía preciosa.

    Cien sonetos de amor
    Pablo Neruda


    Soneto II

    Amor, cuántos caminos hasta llegar a un beso,
    qué soledad errante hasta tu compañía!
    Siguen los trenes solos rodando con la lluvia.
    En Taltal no amanece aún la primavera.
    Pero tú y yo, amor mío, estamos juntos,
    juntos desde la ropa a las raíces,
    juntos de otoño, de agua, de caderas,
    hasta ser sólo tú, sólo yo juntos.
    Pensar que costó tantas piedras que lleva el río,
    la desembocadura del agua de Boroa,
    pensar que separados por trenes y naciones
    tú y yo teníamos que simplemente amarnos,
    con todos confundidos, con hombres y mujeres,
    con la tierra que implanta y educa los claveles.



    Soneto III

    Aspero amor, violeta coronada de espinas,
    matorral entre tantas pasiones erizado,
    lanza de los dolores, corola de la cólera,
    por qué caminos y cómo te dirigiste a mi alma?
    Por qué precipitaste tu fuego doloroso,
    de pronto, entre las hojas frías de mi camino?
    Quién te enseñó los pasos que hasta mí te llevaron?
    Qué flor, qué piedra, qué humo mostraron mi morada?
    Lo cierto es que tembló la noche pavorosa,
    el alba llenó todas las copas con su vino
    y el sol estableció su presencia celeste,
    mientras que el cruel amor me cercaba sin tregua
    hasta que lacerándome con espadas y espinas
    abrió en mi corazón un camino quemante.


    un fuerte abrazo^^

    ResponderEliminar
  7. Qué bellas tus palabras. Me imagino que la imgaen de un atardecer en Andalucia debe ser alucinante. Yo por mi parte creo haber visto el paisaje más lindo cuanod estaba en uno de los hoteles cinco estrellas en Venecia, Italia. El agua hace una conjunción perfecta con la urbnización. Deleite para los ojos!
    Mica

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...