Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 17 de abril de 2013

Feliz cumpleaños Chavela!




Si les hablara de Isabel Vargas Lizano,  pocos tal vez sabrían que me refiero a Chavela Vargas, una mujer nacida para dar a la ranchera mexicana, su punto especial.
Chavela era costarricense de nacimiento, San Joaquín de Flores, fue el lugar donde vio la luz del mundo el 17 de abril de 1917. Más tarde se naturalizaría como hija del México lindo al que tanto cantó, llegando a considerarse una figura peculiar de la música ranchera.

Fue distinguida con el Premio a la Excelencia Musical de la Academia Latina de las Ciencias y Artes de la Grabación en el 2007.
María Isabel Anita Carmen de Jesús, nombre con el que fue bautizada por sus padres, no tuvo una infancia color de rosa, unos padres divorciados y una enfermedad como la poliomielitis, fueron parte de la carga aciaga que tuvo que soportar.  
Su matrimonio con México podría definirse como una relación agridulce, es como si ella hubiera tenido que robar las llaves de las puertas por las dio a conocer su arte, para que luego, éstas se abrieran a su paso.
Almodóvar, tocó su varita mágica y la hizo conocida no solo en España, hasta el Olympia de París, llegó la voz ronca y la figura algo especial de Chavela, Jeanne Moreau, la actriz francesa susurró a Almodóvar mientras la escuchaban: “No hace falta que me traduzcas, la entiendo a la perfección”, al parecer es cierto que la música y el amor, son lenguajes entendidos por todos.
México fue su casa desde los 17 años, de tal manera que muchos pensaron que era nativa de allí, en sus inicios cantó en la calle, hasta que en su bohemio transitar, tropezó  con José Alfredo Jiménez, de quien se hizo gran amiga y la apadrinó artísticamente.
A pesar de todo tuvo suerte la “condenada”, sí señor! Pedro Almodóvar la arraigó en España incluyendo sus canciones en filmes de mucha importancia,  por medio de sus actuaciones en España, Chavela adquirió una nueva perspectiva de su carrera e inició su gala por muchos países.
Joaquín Sabina y Álvaro Urquijo, compusieron en su honor “El bulevar de los sueños rotos”, una canción que recorrió múltiples escenarios.
Chavela Vargas era una mujer especial, en la vida diaria, era un ejemplo de autenticidad a quien las poses les resbalaban por sus habituales huipiles, vivió sus últimos años a la falda del cerro del Tepozteco, con quien cada mañana sostenía largas  pláticas, que contaría al cerro la diva?

No hay comentarios:

Publicar un comentario