Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

martes, 4 de enero de 2011

Promesa



Atraparé una estrella para darte,
volaré y sembraré un jardín entre las nubes,
quiero ser para ti,
lo que ayer la distancia me impedía,
te daré cada mañana una sonrisa,
te entregaré en el día mariposas azules
que entre mis flores volarán.
Dos sillas, dos copas,
nuestra mesa servida,
frente a frente los dos
nuestros labios sonriendo
y nuestras miradas,
gritando sin palabras,
cosas impublicables,
pretendiendo apurar en un sorbo,
una copa colmada de promesas.

4 comentarios:

  1. lindas letras con ese toque tan tuyo amiga que hace que esas letras haga vibrar el corazon al leerlas...

    saludos
    linda semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno poder leerte de nuevo!
    Me gustan los cuatro últimos versos.
    Muchos besos.
    Jara

    ResponderEliminar
  3. Poeta del Cielo, gracias por sus palabras, es usted quien con su hermosa manera de decir las cosas hace vibrar el corazón.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Jara, a mi también me da gusto estar de vuelta.

    Abrazos

    ResponderEliminar