Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 29 de enero de 2011

Ceguera


La fuerza de tus brazos me subyuga,

el calor de tu cuerpo me enloquece,

te llevo metido en el alma

y el alma me está gritando,

me está tocando la vida,

diciendo puras locuras.

Yo mariposa volando,

transitando en los jardines,

dejando sobre las flores

polvo de mi amor por ti.

Haciendo ver que no oigo,

o que me escuecen los ojos,

para continuar volando

robando aroma a las flores

para dibujar tu nombre.

3 comentarios:

  1. Hola Mauri, que lindo poema, como saves cautivar a todo el por aqui pasa, con tu manera de escribir y de hacer poemas de amor. yo paso casitodos los dias y me encantan. Que tengas un buen fin de semana, de este andaluz Dominicano. saludos

    ResponderEliminar
  2. Un dibujo precioso , el de hoy, felicidades Miuris..Me ha gustado este poema.Besos

    ResponderEliminar