Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 29 de enero de 2011

Aunque no te des cuenta...


La ves y tiemblas,

la nombras y se te ve nervioso,

miro tus manos y tiritan,

tus labios al hablar de ella

se vuelven inseguros,

como si tu conciencia

en atrevido gesto de protesta,

te recriminara,

pero tu como si nada,

sigues obnuvilado.

Que extraño filtro

te dio esa hechicera

que ni el tiempo, ni el olvido,

ni tantas otras cosas,

te hacen olvidarla.

Mientras,

aunque no te des cuenta,

la rosa de mi amor,

se desvanece

en el cauce del río

de la indiferencia.

7 comentarios:

  1. No hay peor martirio para el amor, que la indiferencia,es lo más duele...Que tu amor no te vea, como si no existieras....bello besos y felicidades...

    ResponderEliminar
  2. ..qué dura realidad de muchos..como dicen por ahí lo que mata es la indiferencia...
    grato volver a leerte Miuris..
    un abrazo.. y ten un bello finde!!

    ResponderEliminar
  3. Queridas Carmen, imagino que sentir en carne viva esas emociones, debe ser deprimente.

    Pero es un tema que latente en muchas parejas, por eso no debemos soslayarlo.

    Gracias por visitar Mis Vendimias,
    un abrazo grande y buen domingo

    ResponderEliminar
  4. Bárbara!!!

    Bienvenida amiga, agradezco que tomes parte de tu tiempo para visitarme y dejar tu huella.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  5. !Hermoso! Muchos hemos sentido eso, como que al ser que amamos lo embrujaran. Un gusto leerte Miuris.

    ResponderEliminar
  6. Que rápido detecta el enamorado que el corazón anhela late en otro compás.

    ResponderEliminar
  7. Bárbara, Mariela, Pilar, gracias amigas queridas.

    Abrazos

    ResponderEliminar