domingo, 28 de junio de 2015

Igual que una estrella

Junto al mar
salpicada de espuma,
se levantó una ola,
aterida de frío me refugié en la arena
y mirando al cielo,
deslumbrada de luz,
cerré los ojos y me dio por pensar,
¿que hacen las estrellas cuando llueve,
adonde se refugian cuando gotas de lluvia
les golpean?
Dónde esconden su luz cuando el agua inclemente
moja sus picos.
Igual que una estrella amenazada por la lluvia,
tuve miedo y lloré, sentí frío y temblé.
Amanecía y un rayo de luz me hizo comprender
que el día y la noche se unen en un punto,
nosotros solo formamos parte de su juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...