martes, 26 de abril de 2011

MARÍA ISBERT

La primavera en cortejo de flores multicolores despide hoy en Albacete a la hija del gran Pepe Isbert.

Todos los colores de la primavera se aunaron para decir adiós a la consagrada actriz que de la mano de su padre entró a los escenarios para hacerlos suyos.

El debut de María Isbert, se produjo en el teatro en 1939 trabajando junto a su padre en la obra “Nuestra Natacha”.

El género cómico era su especialidad, alternó cine, teatro y televisión, títulos inolvidables y clásicos del cine y teatro español y nombres de artistas famosos se unen a la trayectoria de esta actriz admirada no solo por su arte, sino también por su simpatía.

La capilla ardiente, en el Teatro Circo de Albacete, se abrió desde la mañana de este martes, hasta mañana, cuando será efectuado su entierro en el panteón familiar en Tarazona de la Mancha, su pueblo natal.

Digamos un adiós y mirando al cielo, elevemos una plegaria por la afamada actriz, que ha sido llamada al escenario eterno a los 94 años.

Paz a sus restos.

2 comentarios:

  1. Descanse en paz una grande grande del teatro, que muere casi con las botas puestas. Puro teatro y mucha mierda es el mejor homenaje. Saludos Miuris

    ResponderEliminar
  2. Hermoso homejane para una gran dama.

    ResponderEliminar

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...