Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 9 de abril de 2011

Miedo

Cada día algo muere,

en un día,

algo de mi va quedando en el camino,

algo se va, algo nace.

Cada día me mata una palabra, un gesto,

otro día revive la ilusión que matamos,

una noche esa misma ilusión se pierde

entre las fauces de un desplante

y se duerme entre sábanas heladas de dolor.

La mañana despierta acongojada

y el día en su calor, todo lo borra.

Me asusta que el corazón se mengue,

que se le acaben las disculpas,

que de tanto entender,

no entienda nada

y en un sollozo,

se apaguen sus suspiros.

2 comentarios:

  1. Miedos ellos siempre estan ahi y se asoman de la vida inevitables pero la fuerza que habita en nosotros es mas fuerte que ellos.. lindas sus letras amiga siempre ellas bellas de sentir...

    saludos
    lindo fin de semana
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Real como la vida misma, cada día muere y nace algo nuevo...es así y de esa manera continuará por siempre,en todo los ordenes de la vida...un besote

    ResponderEliminar