domingo, 28 de junio de 2015

El paso del tiempo



Como el tiempo que pasa y en apariencia no sentimos,
como a la mariposa que en cualquier madrugada,
intentando libar una gota de rocío, arrugaron sus alas.
Igual que arrasa el viento con las hojas marchitas,
así callado y lento,
van cayendo sin que nos demos cuenta,
racimos de pasión y hogueras de esperanza.
Tarde nos enteramos,
de que también el amor se ha marchado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...