domingo, 28 de junio de 2015

AY TU MIRADA!


Presentí tu mirada,
como un dardo que venía de la sombra.
Mis ojos se nublaron,
pero con mano firme
enjugué la humedad
pues si lloraba,
no podría mirar la estrella
que me hablaba de alguien
que en verdad me quería.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario

Toc, toc...

Toco tu puerta y no tengo respuesta, clamo tu nombre y no respondes, te busco bajo la luz del sol, en la tiniebla de la noche y en la...