Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 28 de junio de 2015

ESTE AMOR















Amor, amor que te saltas las normas para quedarte mudo,
a este amor le hace falta perderse en una noche,
necesita cruzar un fuego ardiente y quemarse en su hoguera.
Este no es cualquier amor,
este amor ha vivido tempestades,
ha resistido guerras y batallas,
hoy aletargado por el agotamiento,
desfallece y en otro punto, derrocha la mirada.
Este amor precisa de arrebatos,

de caricias prohibidas que revienten su sangre,
necesita perderse en una ola y dejarse llevar,
cruzar una barrera de arrecifes,
estallar de pasión entre la sal.
A este amor le sobra indiferencia,
le hacen falta miradas encendidas, complicidad, hechizo,
necesita desnudarse
y piel con piel beber la misma copa
embriagarse y volver a emborracharse
para quedar dormido, o morir de una vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario