Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 1 de septiembre de 2013

Septiembre!!






Un aleteo suave  rozaba mi ventana,
abrí los ojos para luego cerrarlos y quedarme dormida.
En mis sueños,
mil violines estallaban,
era una serenata de nostalgia,
rumor de viento suave que a su paso dejaba
una alfombra de hojas amarillas.
Traspasando el umbral de mi ventana,
me cubrió su aroma de añoranza,
desperté y percibí el eslabón que nos une.
Supe que eras tú que llegabas,
haciendo tintinear el cordón que nos une,
igual que cada año haces en tu aparición.
Sé que tu paso será una marca más,
me inclino sin embargo
y en la alborada de tu arribo,
grito tu nombre septiembre!

No hay comentarios:

Publicar un comentario