Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 31 de julio de 2013

Te lo vendo!




 

Vendo un corazón,
vibra, late, golpea!
algo afligido a veces
en ocasiones triste.
Corazón que una por una
ha exprimido las uvas
logrando el mosto de la mejor cosecha.
Lo envuelve una maraña de contradicciones,
alegre hoy, acongojado luego
incomprendido y dócil,
sublevado y henchido de humildad.
Rento, vendo, traspaso,
quién mercadea conmigo?
No tengan miedo,
no araña, ni traiciona,
ama y enamora,
tanta es su esperanza,
que de verde se pinta.
tan ingenuo es el condenado,
que conserva todas sus  ilusiones,
sueña los mismos sueños,
palpita fantasías.


No hay comentarios:

Publicar un comentario