Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

lunes, 8 de abril de 2013

Eso somos!






Un día cualquiera todo acabará,
la luz del sol se apagará
haciendo que la sombra permanezca
como una noche eterna sin estrellas ni luna.

Total lo mismo da si
porque no quedará piel que se conmueva,
ni sentido que admire una noche imponente,
o el día que despunta luminoso.

Átomos enlazados por un hilo invisible,
eso somos!

Marionetas que giran
pendientes de una vida que no es vida,
es un destello que no siempre da luz.

Que pocos somos, que pequeños!
y tan inmenso es nuestro descaro,
que nos creemos amos, siendo nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario