Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 17 de abril de 2013

Es así...



Es breve, como la vida misma,
fugaz como el recuerdo que se quiere olvidar.

Es tan precario como la risa en la cara de un triste,
igual que la mañana perdida entre la tarde.

Es momentáneo y aunque a veces asoma estruendoso,
es una llamarada que se extingue, antes de encender.

Así de inconstante y frágil puede ser el amor,
cuando no es verdadero.

1 comentario:

  1. Bnas. Noches Querida Amiga y Vecina!!...Hacía mucho no pasaba a darme una buena copa de vino!!....Acabo de embriagarme!!....Gracias por compartir tan bellas letras. Te dejo un gran abrazo y un fuerte olor a espumas de los mares que bañan nuestros suelos hermanos!!!...

    ResponderEliminar