Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

martes, 19 de febrero de 2013

Natalicio de Copernico



 
Esto viene de lejos en el tiempo, en el siglo III A.C.,aunque ningún otro astrónomo le apoyara, Aristarco de Samos aseguraba que la tierra giraba alrededor del sol.

Varios siglos después Nicolás Copérnico peleó con las autoridades de su época, su teoría de que el Sistema Solar se movía. Y se movía, si señor.
Cinco siglos más cuatro décadas se cumplen hoy del nacimiento del hombre que literalmente “descolocó” el sistema solar.
Durante 40 años, Copérnico se dedicó a observar el firmamento, tal fijación, le otorgaba la certeza de decir que ni estrellas ni sol, ni luna giraban alrededor de la tierra, sino que era ésta la que junto a los demás astros, “danzaba”, girando alrededor del sol.
Este hombre fue un adelantado para su tiempo, instaló un observatorio en lo alto de la torre de una muralla y desde allí se pasaba largas horas en su labor de espiar al cielo, esto le ayudó a desmentir la teoría de Claudio Tolomeo, primero en afirmar que la tierra era el centro del universo elevando al hombre como protagonista, teoría que fue apoyada por la iglesia que desmentía a Copérnico que tuvo el atrevimiento de publicar una hipótesis diametralmente opuesta.
El cosmos hoy agradece la osadía de Nicolás Copérnico, nacido el 19 de febrero de 1473, su muerte se produce el 24 de mayo de 1543

No hay comentarios:

Publicar un comentario