Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 30 de enero de 2013

Meditando





Que quedará de mí cuando se acabe el tiempo,
cuando sin darme cuenta vea llegar la noche
y nunca más amanezca.

Qué cuando entre la sombra
quiera ver y no pueda,
o gritando, se pierda mi lamento .

2 comentarios:

  1. Algo negativa esta meditación, pero seguro que algo quedará: el recuerdo, tus actos, las pruebas de amor, de desamor...
    Me alegro de que estés operativa nuevamente y que te decidas a publicar. Un fuerte abrazo, querida amiga.

    ResponderEliminar
  2. Amigo Paco Hidalgo, eres tu el perdido, yo siempre estoy activa en el blog y redes sociales, hasta he creado una nueva página para difundir a mi manera, pero con verdad y respeto, la historia y cultura de mi país, te invito hacer clic en Me gusta" y comentar, sugerir que se yo, cualquier cosa nuestra que te produzca inquietud o duda.
    Tu que tal estás, tu familia, tu vida. En cuanto a este poemita, más que negativo, me parece real,ya que de todas las circunstancias, reales o no, la única verdadera es la muerte y a todos nos llegará, no lo crees Paco?
    Cuando toco el tema, una de mis hijas dice, "ya viene mami a hablar de eso", hasta a la palabra le tiene temor, pero yo no, considero que es una realidad que llevamos encima, aunque invisible.Un abrazo grande y te dejo el enlace para que cliques.

    https://www.facebook.com/VengoAHablarDeUnPais

    ResponderEliminar