Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

lunes, 5 de noviembre de 2012

Se fue en el otoño





 Fuad Jorge Jury, quien años más tarde se llamaría Leonardo Favio,  nació un 28 de mayo de 1938, en Luján de Cuyo, de la provincia de Mendoza, Argentina. 

Tuvo una niñez y juventud muy difícil ya que sufrió el abandono de su padre, entre este abandono y su situación apremiante, se vio obligado a cometer pequeños robos para su propia subsistencia.  

 Ingresó al seminario sin mantener su permanencia y luego intentó enlistarse en la Marina, fracasando en ambos intentos.   Leonardo debe a su madre el desarrollo de su vocación, de la cual se dio cuenta mediante los guiones que ella escribía, en los cuales a veces le daba algunos papeles. 

Fue un verdadero líder de la juventud en Iberoamérica, a partir de finales de la década del 60´s, su voz estaba en lugares cimeros de todos las emisoras de radio en Latinoamérica, “Ella ya me olvidó”, “Fuiste mía un verano”, “Ni el clavel, ni la rosa”, “O quizá simplemente le regale una rosa”, “Ding, dong”, “Así es Carola”, “Annie”, “Mi tristeza es mía”, “Quiero aprender de memoria”, “Mi amante niña, mi compañera” y tantas más.

Leonardo Favio ha muerto hoy en Buenos Aires, su voz hace un tiempo empezó a extrañarse, apagada casi por completo, debido a una enfermedad que al final acabó con su vida.

El mejor tributo a su memoria, es escuchar su música, que la paz eterna le acompañe en el tránsito hacia la morada eterna.

1 comentario:

  1. Una gran tristeza la muerte de Leonardo. Estaba muy enfermo hace rato, asi que creo que estara muy bien en el cielo.

    ResponderEliminar