Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

martes, 13 de noviembre de 2012

Quejas del alma




           Esta noche, como dice el poeta, podría escribir los versos más tristes, podría por ejemplo, gritar más que llorar y ahogando el eco que repite mi grito, silenciar mis gemidos o estallar en total rebeldía.

1 comentario:

  1. tu poesia es un canto al amor impreso, ternura desgranada y agradecida, delata la nobleza de un corazon limpio y puro que busca incesante querer y que lo quieran.

    ResponderEliminar