Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 27 de octubre de 2012

Hasta las 3:00?


En otras ocasiones, para documentar a quienes lo ignoran, hablamos sobre la historia de este cambio.

Ha pasado un año desde la última vez que las agujas del reloj se movieron en sentido contrario para marcar una hora menos, regresamos la madrugada de este domingo, a la hora de invierno, dejando atrás el horario de verano.
Este fin de semana las 3:00 volverán a ser las 2:00, este cambio será oficial y obligatorio dentro de la Unión Europea.

La práctica de atrasar el reloj una hora en invierno y adelantarlo en verano empezó a generalizarse de forma desigual en 1974, al producirse la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para aprovechar mejor la luz del sol y consumir menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años, como recuerda el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

La medida se adoptó buscando un sustancial ahorro en el consumo de petróleo, por lo que este año por razones tan obvias que no precisan explicación, el Ministerio de Industria, aconseja a los hogares un uso responsable de la energía, como podría ser por ejemplo, controlando el uso de la calefacción, claro, en este caso, si no nos ha vencido todavía la crisis, el paro o la violencia policial, cualquier mañanita de invierno, nos matará el frío, pero habremos ahorrado combustible, que guay verdad?    

Lo que si es indudable es que ahora estaré una hora más cerca de mi tierra, en verano seis, ahora cinco, es algo ya, solo cinco horas a bordo de un avión … o de la fantasía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario