Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 1 de agosto de 2012

Sin razón


 

En la calma angustiante de las horas vacías,
en el tiempo sin fin de los días que pasan,
mis pasos abatidos rozan casi tu orilla,
mis ojos se desgastan pretendiendo mirarte.

En vano aguardo tu respuesta,
una llamada, un guiño, algo que me demuestre
que viví en tu recuerdo alguna vez.

Me reflejo en el sol, los rayos de la luna me impresionan,
me asusta la impalpable existencia de un recuerdo
que solo habita en mi.

Me desquicia la sordidez del camino por el que te busco,
me agota la espera de esperar sin respuesta,
tu indecisión es una sin razón que  ahoga mi coraje.

2 comentarios:

  1. Hola niña, con el balcón que da una "cierta edad" deja de esperar, de verdad, deja de esperar y mírate tú, tú.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Amigo mío:
    El poeta simplemente transcribe en el papel lo que le dicte la inspiración, en el momento justo en que sucede.
    Las letras, no necesariamente son producto de vivencias propias.
    Como dijo un querido poeta nuestro, "puedo escribir los versos más tristes esta noche", yo agrego: ESTANDO ALEGRE.
    Contradicción? Simplemente musa.
    Gracias por tu huella en estas vendimias ah y por el consejo, sabe que? Acabo de mirarme, mi introspección me devuelve una imagen no perfecta, sino acorde a lo que soy.
    Abrazos.

    ResponderEliminar