Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 28 de julio de 2012

La vida es eso


 
 Un reloj que se detiene antes de darnos tiempo a llegar,
luces que parpadean y no nos dejan ver,
nubes negras o blancas, 
depende de si la lluvia es suave, o es tormenta.
Sabor a libertad,
olor a hogar, a ternura y vida.
Esencia derramada sobre la piel
haciéndola sensitiva y cálida.
Resabio de dolor,
sabor a miedo,
olor a látigo que castiga la dermis y traspasa el alma,
frío infernal que reverdece amargos recuerdos.
La vida es eso, contraste, compañía, soledad,
un camino abierto al paraíso,
o un laberinto dentro del cual morimos sin morir.

1 comentario:

  1. La vida es todo eso y mucho más, tanto que nos resistimos a abandonarla.

    Un saludo

    ResponderEliminar