Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 2 de mayo de 2012

Dormir es morir



Quien se atreve a afirmar que no hemos estado muertos?
Quien puede decir que jamás la muerte nos ha visitado?
Dormir es morir y todos dormimos, lo que significa que efectivamente mientras dormimos, hemos estado muertos.
Asombroso? Mientras estamos dormidos, no sabemos donde estamos, no pensamos, todo lo ignoramos. El sueño es una ola gigantesca que envuelve la conciencia y arropa el entendimiento, despertar es volver a la vida.
Cuantas veces dormimos, caemos en el abismo de una muerte, mirado de esa manera, despertar es efectivamente, resucitar.

2 comentarios:

  1. Así es querida Miuris, buen texto. Gracias por compartirlo. Te digo que yo le robo tiempo al tiempo para vivir más.....jajajaa.
    Abrazosssssss
    Leonor

    ResponderEliminar
  2. Dormir es morir, un poquito solo..Necesitamos el sueño para aliviar el alma...Pero que cierto es, nos da que pensar..Un beso Miuris..

    ResponderEliminar