Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 15 de abril de 2012

Evocando a Lucho


Indiscutiblemente Lucho Gatica es una gloria de la canción, muchas generaciones dan fe de haber sido embrujados con la magia de sus canciones, entre los arpegios maravillosos de sus boleros, caían rendidos y hechizados.
Luis Enrique Gatica, el chileno que paseó el bolero en América y Europa, con más de cincuenta años en el arte, ha escrito una historia   que lo une al bolero de manera especial, sus constantes éxitos discográficos, lo han mantenido casi siempre dentro de los parámetros mas altos.
Indiscutible líder de las serenatas que estremecieron la geografía iberoamericana entre las décadas 40 y 50´s, es todavía un cantante escuchado en las tertulias y encuentros de los eternos románticos amantes de la bohemia.
Al parecer fue Lucho el elegido del destino para que su voz viajara de país en país inmortalizando su nombre, Arturo Gatica, su hermano, fue el primero de la familia en incursionar en el canto, logrando también la aceptación, junto a él en el Teatro Apolo de su ciudad,  Lucho hizo su debut.
Después llegarían los éxitos incontables, las giras, los alaridos de las niñas que alborotadas se disputaban un lugar para ver de cerca al hombre que enamoraba con su voz.
Los nombres de sus canciones son tantos y tan variados que podríamos elegir al azar, seguros de acertar, Sinceridad, Contigo en la Distancia, Nosotros, Las muchachas de la plaza España, Bésame mucho, uyuyuy, no sigo porque me desmayo y es válida la aclaración de que cuando crecí, Gatica apenas maullaba apagado por la fama de otros, sin embargo los clásicos tienen la virtud de hacerse perennes y van pasando de generación en generación, aunque padezcan momentáneos eclipsamientos.
El rey del bolero voló a la conquista de Europa y los europeos, conquistadores de pura sangre, se rindieron a su encanto, las canciones de Lucho llegaban directo al corazón y España, Francia, Portugal, Mónaco, quedaban arrobados con los acordes de la música romántica cantada por el chileno.
En España sobre todo el debut y sucesivas presentaciones de Lucho, causaron tal sensación que les fueron atribuidos sendos romances con Carmen Sevilla y Ava Gardner, verdad o publicidad? No lo sabemos, de ser cierto es absolutamente comprensible que las dos estrellas se sintieran atraídas por el ídolo.
Continuaba la magia y mas títulos se sumaban al repertorio,  "La Barca", El Reloj, Novia Mía, La Puerta, Entrega total, Encadenados, No Me Platiques, las grabaciones exitosas se suceden...
Los logros de Lucho Gatica  le acompañarían en los próximos cuarenta años, llevándoles  a lugares tan lejanos como el Medio Oriente y Japón.
Me quedo envuelta en la magia de Lucho, enajenada pulso un botón y surge la música, melodiosa, sugerente, me quedaré a media luz para pensar contigo en la distancia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario