Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

jueves, 8 de marzo de 2012

Feliz día mujeres!



Mucho ha llovido desde que Clara Zetkin desarrolló el coraje de protagonizar el inicio de los debates sobre las diferencias que en aquel tiempo eran mayormente marcadas en el aspecto laboral, la diferencia de salarios y la poca importancia que se les daba a la mujer.
Desde entonces muchas han sido las luchas de las mujeres por lograr la soñada igualdad con el hombre, al que muchas agrupaciones feministas miran como al rival, impenitente negador de su derecho a ser idénticas a ellos en casi todo.
Error garrafal, según mi opinión, el de las mujeres que piensan en el hombre como un enemigo, la verdadera independencia la ejercemos cando caminamos juntos, ni delante, ni detrás, simplemente unidos, colaborándonos, consultándonos, apoyándonos, los unos en las otras.
La libertad es mucho más que abrir la puerta del coche, sentarnos sin ayuda, o que nos tomen del brazo para ayudarnos a subir o bajar peldaños, para poner pocos ejemplos, libertad es además,  saberse capaz de entender al compañero, al padre, al amigo, apoyarle y darle la razón, cuando la tenga.
Admito que existe a nivel mundial, hasta entre los países más desarrollados, hombres que entran dentro de los parámetros de dictadores y verdugos del sexo femenino, nuestra inteligencia en esos casos, es saber distinguir quien es quien.
Enfrascadas en guerras de idiomáticas tontas de términos que son desde mi punto de vista, intrascendentes, sería mucho más beneficioso, que las mujeres que estén en condiciones de ayudar a sus congéneres menos afortunadas, lo hagan.
Por diversas razones, sociales, de conducta, económicas, mujeres que no hayan estudiado, las que permanecen presas de conductas masculinas abusivas, porque existen verdaderamente hombres incapaces de admitir que la mujer no es un objeto coleccionable, sino un ser humano con derechos semejantes a los suyos, más aún, porque un hombre que cometa cualquier clase de abuso contra una mujer, pierde automáticamente hasta el valor humano, no digamos nada de derechos ciudadanos, porque de éstos, ninguno debe serle dado.
A nivel mundial la violencia de género es en la actualidad un fenómeno por el cual luchan los gobiernos, es una causa que debemos condenar enérgicamente, de la misma manera que tenemos la obligación de pugnar ante nuestros gobiernos, por la educación, ya que si se erradica la ignorancia, mujeres y hombres con una mente liberada de tabúes y falsas creencias del poder masculino, tendrán mas posibilidades para alcanzar la soñada igualdad de género.
Los días especiales marcados por el calendario, tienen la propiedad de poner sobre el tapete a la circunstancia de que se trate, aunque solo se hable de ello, una vez al año, mejor sería que se hiciera un trabajo sostenible, aunque no existiera una fecha especial de celebración, que cada día, en todas partes del planeta, se respetara sin falsas promesas, sin felicitaciones hipócritas, sin tantas flores y estruendo.
Siendo tenaces en la persecución de un objetivo, venceremos con mucha más celeridad, seremos mas libres y nos sentiremos mas satisfechas, creo que los orígenes de este Día de la Mujer, se enmarcaban más o menos en preceptos parecidos a estos.
De todos modos mujeres del mundo, hoy es nuestro día, aunque yo propugne porque nuestros, sean todos, dígase lo que se diga, mujer y hombre son conceptos inseparables, son sobre todo ellos, los caballeros, los que en este día tan especial, nos ponen una alfombra de pétalos para que caminemos, no me digan que van a despreciarla, a que no, ni tampoco las cenitas románticas, el almuerzo, la recogida a la salida del trabajo con una flor en la mano, los regalitos, besitos, abracitos…

Feliz día mujeres, por una mejor vida para el género!     

2 comentarios:

  1. Hola Miuris, en ésta primer entrada aprovecho para desearte mil felicidades por el día de la mujer y todos los días de tu vida. Si me lo permites pararé a visitar tu blog seguido.

    Saludos desde el otro lado del mar.

    ResponderEliminar