Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 16 de marzo de 2012

Grito


 
Tenaz, tras la huella de un sueño,
incansable, pertinaz como una lluvia fina,
obstinada como el toro de lidia,
sublime como un rayo de luna.
Insufrible como un dolor profundo,
cristalino como una carcajada,
remedo alegre de la felicidad,
es el grito que se ahoga tan adentro,
hondo alarido que pide redención,
gemido inconfundible que viene y va
agobiado de plenitud de angustia.

3 comentarios:

  1. Las letras, las palabras y las rimas,
    en tu pluma deliciosa se deslizan,
    tu si, muchacha, que cautivas
    y dejas al alma conmovida!

    Una joya es tu poema amiga

    Recibe mi beso en Sevilla!

    Federico

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, caballero de palabra poética, gracias del alma por tus palabras.

    Un abrazo con melodía de tango hasta Buenos Aires

    ResponderEliminar
  3. Sonido de palabras como campanas en tan elegidas letras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar