Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 29 de febrero de 2012

Vete!




Te vas al fin,
mil veces te lo dije,
otras tantas grité que te marcharas,
y tu permanecías terco,
con tu flemática frialdad.
Ahora empiezo a sentir tu ausencia
y me gusta,
ya no hielas mi cama con tu frialdad de nieve
y aunque algo de ti, permanezca todavía,
en mi vida muy pronto, ni recuerdo serás.
Acaba ya de irte,
agarra tu equipaje y vete ya,
Hazlo antes de que la primavera te destruya,
con un misil de sol, derritiendo tu insolencia
de imponerte y envolver a mi cuerpo,
hasta hacerme temblar.
Márchate ya invierno! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario