Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 24 de febrero de 2012

Nada!



Pienso en ti
y es como si no te conociera,
te sueño y me ocasiona pesadillas,
te miro y no me inquietas,
te imagino y nada dices a mi ser.
No me apasionas ni me asombras ,
ni tampoco me excitas,
nada, es la palabra más exacta
que define lo que siento y no siento,
nada me dices, nada me dijiste,
no eres nada.

2 comentarios:

  1. Ni siquiera la sombra. Buena óptica de lo que se aprecia sin ser apreciado. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Demasiado rotundo. Siempre somos algo, aunque pretendamos lo contrario.
    Besos

    ResponderEliminar