Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

jueves, 23 de febrero de 2012

Crepúsculo



En el crepúsculo,
se abre el álbum del recuerdo,
es una galería de cosas imprecisas,
que tal vez se han vivido,
o quien sabe si solo duermen,
entre el limbo y el olvido.
Es una conjunción, 
como un desfile de aromas y figuras,
de colores, sonidos, melodías y trinos.
Luces que van muriendo y nubes mortecinas
que en bandadas se esconden,
para asomar después por otro lado.
Crepúsculos que guarda mi memoria,
los que aún sin remisión
se adormecen entre mis añoranzas,
los que cómplices mi de yo,
silentes me aplaudían,
tejiendo para mí un escenario,
alfombra perfumada por la que desfilaban
travesuras y sueños, proyectos, esperanzas.
Crepúsculo…
luz y sombra, nostalgia rosa y gris,
nubes arreboladas con despuntar de estrellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario