Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

martes, 7 de febrero de 2012

Atisbo primaveral


  
Cuando rompan en flor los azahares,
cuando las ramas secas reverdezcan,
cuando la nieve, bajo rayos candentes se derrita,
volverán a mi vida los colores
y mi musa hilvanará un poema verde de ensueños,
de azules florecido y arrullos apretados de ternura.
Cuando el jardín de trinos esté lleno
el rosal florecido, el jazmín reventón albo de aroma,
deseando apoyarse en el regazo de una novia,
entonces renacerá mi luz,
romperá en canto y risa el resabio.
Pronto la primavera,
trocará en realidad estas quimeras,
y el alma mía abrazándose al sol,
tantos besos tendrá, tanta pasión,
que en carrusel de luces,
al paraíso volará.



2 comentarios:

  1. ¡Hola! Buenas tardes / días!
    ¡Qué hermoso poema! Me gustó mucho!
    Vine a darle las gracias por su participación en mi blog! Muy feliz y honrado!
    ¡Gracias!
    Buen Jueves!
    besos tiernos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Felisberto, tienes un precioso blog, me encantó visitarte. Gracias a ti por tu paso por Mis Vendimias, oye, tomaste tu copa dela mejor cosecha? Es una ley, cada amigo que traspase el umbral de mi blog, tiene que hacerlo, así me aseguro de que volverá.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar