Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

jueves, 8 de diciembre de 2011

Tu muralla

Alarife perfecto,

constructor idealista de líneas impecables,

arquitecto intachable,

te mereces mi más grande respeto,

mi mejor y más franca enhorabuena

por tu obra.

Es más perfecta que la más perfecta,

la de Ávila, China, el muro de Berlín,

son tapias accesibles,

tu muralla es la más impenetrable,

la has edificado muro a muro,

cada bloque está hecho de silencios,

de momentos tan tuyos,

que solo tú conoces.

Esta muralla que levantas,

tendrá la fortaleza de tu mundo,

ese universo interno que resguardas

tan solo para ti.

1 comentario:

  1. ¿La de Avila?, ¿La de China?, ¿El muro ya inexistente de Berlín?. Creo que a esa muralla la miras con mirada no demasiado crítica.
    Pero bueno, tus razones tendrás.

    Un abrazo, querida amiga.

    ResponderEliminar