Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

jueves, 1 de diciembre de 2011

Demasiado tarde?

Si mañana intentaras buscarme

y de mi, ya no quede más que nada,

si acaso me recordaras una tarde cualquiera

y quisieras llamarme,

buscarme, que se yo,

tal vez oír mi voz

y al marcar mi número,

encontraras tan solo,

el vacío del timbre que retumba.

Si un día, pasaras por mi puerta

y al pasar,

sintieras agitado el corazón

y atendiendo a un impulso,

tocaras a mi puerta

y un pesado candado cerrara mi cancela,

y de repente, sintieras en tu cara

un vientecillo helado,

no tengas miedo, será que he dejado mi esencia

con mil besos guardados para ti.

4 comentarios:

  1. Eso es ponérselo muy fácil.Hay que ser más dura, suele dar mejores resultados...Es broma,en estos temas no hay receta mágica, cada cual tiene sus propias armas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Nunca, nunca es demasiado tarde. Fe. Besos Miuris.

    ResponderEliminar
  3. Muy rigida al comienzo y parece debilitarse sobre el final Me gusto. Un abrazo

    ResponderEliminar