Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

domingo, 2 de octubre de 2011

Que me pide esta tarde


Que me dice la tarde,

que me pide esta tarde

que se mete en mi piel y me sacude.

En el cielo, en la brisa, en el tiempo,

me pellizca la tarde,

me encarcela en su tedio.

Que me suelte la tarde,

que se vaya de largo,

que deje de morderme.

Un consejo a la tarde,

que me deje tranquila,

es mejor para ella

que me tenga de amiga

que si me hace cabrear,

va a saber quien soy yo.

Que se marche esta tarde,

que atrevida me invade,

sentada en mi sofá

encadena mis manos,

me tiene estrangulada de coraje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario