Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

jueves, 8 de septiembre de 2011

Casi olvido


Casi olvido,

indiferencia cuasi,

pienso que no eres tu, o no soy yo,

sin darnos cuenta,

alguno de los dos se perdió en el camino.

Casi olvido la manera que tienes de quererme,

apenas si recuerdo el sabor de tus besos,

el olor de tu piel,

el calor de tu cuerpo.

Quedan en el pasado

las miles de caricias,

el aroma sensual de tu colonia.

Tu hablar pausado,

la miel de tu mirada,

todo ha cambiado,

ya no surcas los mares de mi cuerpo,

ni se mueven tus manos,

desatando demonios de fruición,

que como azotes de placer,

irreverentes soltaban mil gemidos

que insolentes, ataban mi mesura.

Ahora ya no hay sorpresas,

somos caminantes que a ojos cerrados,

traspasamos el puente,

hacia la orilla.

2 comentarios:

  1. Ay!!! eso se perdió en el camino me suena mucho...Nos perdemos en el camino a menudos y también perdemos cosas,así es la vida, pero perdemos y encontramos....Me ha gustado Miuris,si escribes de lujo...Felicidades amiga

    ResponderEliminar
  2. Hola amiga vuelvo a los comentarios, ha sido un placer volver a tu blog para leer esta preciosa poesía,aunque triste, m ha encantado.Abrazos y buen finde

    ResponderEliminar