Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Candado sin llave


Humo y silencio,

olvido y sombra,

que te di, que te doy,

tal vez lo que te otorgo

no sea suficiente

para hacer que perdure nada

y como nada,

se va al vacío lo que pudo haber sido.

Pensarás alguna vez

que porqué no me voy

y también yo me lo pregunto,

que hacer, que esperar,

los lirios de la primavera se han secado,

marchitos han quedado los rosales

y ya los azahares dieron todo el aroma,

ahora toca al corazón exprimirse

y seco ya, abandonar el nido.

Abrir la puerta que de ti va a separarme,

que miedo tengo de ese momento,

en tu cancela caerán mis lágrimas

que al secarse, transfiguradas en candado cerrado,

te hablará sin palabras,

del dolor que me causa la partida.

2 comentarios:

  1. Sentido y nostálgico poema de amor. Un gusto visitarte Miuris. Un abrazote amiga.

    ResponderEliminar
  2. Solo el titulo ya lo dice todo,si es nostálgico,todo se ha secado...y ahora toca el otoño....Un placer Miuris, siempre...Un abrazo apretao.

    ResponderEliminar