Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 10 de agosto de 2011

Un adiós, una llegada...


Un adiós, una llegada,

un equipaje, un camino.

Ir y venir de ilusiones y sueños,

Un mirar a lo lejos,

volviendo la mirada

levantando la mano para decir adiós.

Siempre se dice adiós,

siempre se llega, o se va,

trajinar de emociones,

bagaje de inquietudes.

Un puerto, la parada de un tren,

un camino cualquiera,

un cúmulo de nubes,

volar, correr, andar.

Reír, mirada humedecida,

manos trémulas,

ansiedades, congojas.

llegar para marcharnos,

ignoramos si podremos a volver.

3 comentarios:

  1. Hola amiga Miuris, cuanto tiempo sin poder entrar a ver tus poemas, pero esque esta maquina mia esta como loca y no me deja hacer nada. bonito poema como siempre, un besote y que tengas un lindo dia.

    ResponderEliminar
  2. Ese miedo al emprender un nuevo camino, lleno de posibilidades . Hermosas palabras e imagen querida amiga
    Te mando un abrazo grande y deseo que estés pasando unas felices vacaciones

    ResponderEliminar