Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 13 de agosto de 2011

No te importa!


Tan cerca y tan lejos!

Solo extender la mano

y estaba a tu alcance,

pero no te importó,

no te importa,

a veces pienso,

que solo fui la novedad de lo desconocido,

el misterio exótico de una fascinación

que moriría temprano.

Puede que llegue el día en que me extrañes,

es posible que pronto te preguntes,

porqué si la tuve a mi lado,

dejé pasar los días,

en la lenta agonía del silencio.

Y también es posible,

que de tal manera te olvide,

que hasta tu indiferencia,

deje de ser dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario