Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 12 de agosto de 2011

Dos, un solo corazón


Estás ahí, vives para mí,

tu y yo somos mas que dos,

corazones danzantes en una misma piel,

dos cuerpos abrazados,

un latido,

una misma ilusión, idéntica emoción.

Me empujas a vivir,

me sonríes y es mi mejor aliento,

me riñes y estalla mi clásica rabieta,

después te busco, siempre te busco y te sonrío,

escudriño tu risa porque sin ella, se nubla mi sol.

Me basta con saberte respirar,

atrapo en los espacios de la noche

tu respiración,

el calor de ese abrazo que me das sin darte cuenta,

porque hasta dormidos,

nuestros cuerpos se buscan,

se tocan nuestras almas,

se unen nuestros cielos.

Tus años y los míos,

nuestras vidas,

un sendero, manos entrelazadas,

remanso, berrinche,

el corazón en nuestros labios,

un sobresalto, un suspiro,

es el amor!

2 comentarios:

  1. Que bonitooo, Miuris
    el amor, es que no se puede vivir sin amor, es lo más maravilloso "aunque a veces duele de narices pero no se puede vivir sin él.
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Es verdad Pury, el amor es indispensable en nuestras vidas, puede que nos hagan sufrir y nos hagan víctimas de angustias, pero aún así, no podemos vivir sin amor.
    Abrazos y besos querida Pury

    ResponderEliminar