Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

martes, 12 de julio de 2011

Crepúsculo perdido


Crepúsculos aletargados,

sombras movedizas refugiadas

en los vericuetos del camino,

apostando por la marcha del sol.

Pero el astro se resiste,

brilla con furia

y arrasa con el anochecer,

lo avasalla, lo anula,

las sombras titilan entre nubes

que en blanco y negro,

van dejando en el espacio,

desolados sollozos.

Gritos que hablan de soledades,

parece que llueve,

son lágrimas que brotan

de la batalla entre el ocaso

y el crepúsculo,

gotas de rocío

que al llegar a la tierra,

navegan en la corriente del mar

y se rompen en diminutos cristales de sal

golpeadas por las olas.

4 comentarios:

  1. Siempre maravillosa, un placer haber vuelto por tu casa.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bello Miuris,me ha encantado este poema...Estoy deseando que llegue el mes de agosto para irme a la playa,y pelearme con esas olas y esos granitos de sal...UNNNMMMM!!,que largo se me esta haciendo,y mucho más con este astro que no se resiste...Besos Miuris

    ResponderEliminar
  3. Placer que es mutuo cuando discurro por tu sonrisa abierta.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Carmen, celebro que te aguarde ese período vacacional, la playa, el mar, las olas, wao, una verdadera fortuna poder disfrutarlo.
    No desesperes, el tiempo vuela y verás llegara a agosto en un santiamén.
    Te deseo unas vacaciones inolvidables por provechosas y positivas.

    Un abrazote

    ResponderEliminar