Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 25 de junio de 2011

Hasta que vuelva


Quiéreme siempre,

aunque me marche lejos,

aunque no vuelva,

piensa en mi siempre,

espérame, hasta que la noche

transformada en estrella,

me devuelva a mi cauce.

Búscame en la luna,

en el mar, en el azul del cielo,

en la montaña,

en la luz reflejada en la corriente.

Ámame sin pensar

si estoy, si voy o vengo,

sin importar si soy luz o soy sombra.

Espérame hasta que vuelva

y si no vuelvo,

sigue esperando,

te llegará un día,

aroma de mi esencia,

que dejé en el camino para darte.

3 comentarios:

  1. Muy hermoso, Dios está en todas partes y su esencia nos cubre, no nos ceguemos y aprendamos a descrubrirlo.

    Gracias por compartir tus letras.

    Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Leo, Dios está en todas partes, que Él nos bendiga a todos.

    Abrazos amiga

    ResponderEliminar
  3. Todo dicho.. todo abrazos...
    www.juandisante@blogspot.com

    ResponderEliminar