Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

viernes, 6 de mayo de 2011

Algo vamos dejando..


Algo va quedando en el camino,

un atisbo de sueño,

eso es solo la vida,

una sospecha, un barrunto.

Cada día, algo escapa,

Hoy una inquietud,

mañana una breve ilusión,

luego por cada risa,

te ahogarás en un mar de llanto.

Algo se va quedando,

se enreda entre las flores del camino,

se va en el leve vuelo de la brisa.

Algo dejamos cada día, cada noche,

en cada adiós, cada regreso,

en el beso, la caricia,

en el resentimiento y el afecto.

Algo marca la piel

dejando en ella, una marca imborrable.

Es la hiel, el acíbar

que frunce las paredes del alma,

la que vamos dejando en cada despedida,

sale por la ventanilla de un avión

y estrella en el mar,

cuando ya de nosotros solo queda

un pellejo insensible.

6 comentarios:

  1. Un poema existencial y de interesante lectura. Un gusto visitarte amiga.

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
  2. ASÍ ES QUERIDA AMIGA POCO A POCO VAMOS DEJANDO TTROCITOS DE PIEL EN ESE CAMINO QUE NOS TOCA RECORRER SE NOS VA EL ALMA EN ELLO Y ASÍ TROPEZANDO Y LEVANTANDO LLEGAREMOS A ESA META.Besitos y buen finde.

    ResponderEliminar
  3. Y todo ello va marcando nuestra vida, va escribiendo en el aire nuestro devenir.Lo bueno, lo malo, es como una agenda indeleble que no se destruirá pese al tiempo.
    Bella composición, Miuris.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Mariela,gracias amiga, abrazos para ti.

    ResponderEliminar
  5. ES verdad María Carmen, cada día, algo vamos dejando, sembrado en tierra fértil o abandonado en un camino seco, hasta el fin, hasta siempre.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Mi apreciado Arruillo, cuanta verdad encierran tus palabras.

    Gracias por dejar tu huella en Mis Vendimias.

    Abrazos

    ResponderEliminar