Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

miércoles, 20 de abril de 2011

Resurrección


Grandes momentos,

instantes que quisieras apartar

se aferran a la conciencia y la dominan.

Son instantes quizás,

o muchas horas, todo un día, una noche,

no paran, persisten,

parecen seres impertinentes,

golpean, azotan,

son como un estigma que quisieras destruir.

Cerrar los ojos, dejar de pensar, de sentir,

volar y despertar en una nube muy alta

para sentir el vértigo que emana de la altura,

marearte, perder el sentido,

romper con la sombra y brillar en la luz.

En sueños atrapar un soplo de esperanza

y volver a la vida,

dueña de tierra y cielo,

ama de la vida,

renacer!

3 comentarios:

  1. Que bella foto Miuris y que lindo poema, como ese cielo Sevillano que te cobija en esta Semana Santa. Que comas mucho pescaito frito y tomes mucho manzanilla de Sanlucar. feliz semana grande.

    ResponderEliminar
  2. hola Miuris,
    extraordinaria imágen!
    excelente poema que llama a la vida.

    un abrazo^^

    ResponderEliminar
  3. Gracias Rebecca, esa es la idea, que irradie optimismo.

    Abrazos querida amiga, feliz fin de Semana Santa

    ResponderEliminar