Donde el cactus es una piedra más de los caminos y reverbera el sol y la noche es irradiada por estrellas que parecen caer sobre la blancura de los jazmines que pueblan mis recuerdos, allí empecé a soñar.Soy un latido más de una ciudad que es un corazón, dos cielos me cubren, el propio y otro que el amor me ha dado: Sevilla, una ciudad pasión y melodía.Escritora de muchas letras que no siempre tal vez son leídas, pero escritas con mucho corazón, con ellas edifiqué estas vendimias, anhelando encontrar la mejor cepa y recoger la cosecha más selecta.Soñadora, edificadora de utopías, romántica, idealista y otras circunstancias desfasadas, no me importa, ¡Escribir es mi pasión!

sábado, 30 de abril de 2011

ERNESTO SÁBATO


“Aunque fui comunista activista, el anarquismo siempre me ha parecido una vía de conseguir justicia social con libertad plena. Y valoro el cristianismo del Evangelio. Este siglo es atroz y va a terminar atrozmente. Lo único que puede salvarlo es volver al pensamiento poético, a ese anarquismo social, y al arte”.

Ernesto Sábato, Premio Cervantes de Literatura, uno de los grandes autores argentinos del siglo XX, murió este sábado a los 99 años en su casa de Santos Lugares, en la provincia de Buenos Aires.

Su deseo: Ser recordado como un cascarrabias, pero buen tipo.

“Cuando me muera, quiero que me velen acá, para que la gente del barrio pueda acompañarme en este viaje final y quiero que me recuerden como un vecino, a veces cascarrabias pero en el fondo un buen tipo".

"Hace pocas horas murió mi padre, sé que todos ustedes comparten la tristeza que sentimos en la familia. Porque mi padre no nos pertenecía sólo a nosotros. Con orgullo, con alegría, sabemos que lo compartimos con mucha gente que lo quiso y lo necesitó tanto como nosotros", dijo su hijo, el cineasta Mario Sábato.

El autor de obras fundamentales de la literatura argentina como 'El túnel', 'Sobre héroes y tumbas' y 'Abbadón, el exterminador' murió a consecuencia de una bronquitis a las 01H00 de este sábado (04H00 GMT), precisó su compañera de 30 años y colaboradora personal, Elvira González Fraga.

Premio Cervantes de Literatura en 1984, Sábato iba a ser homenajeado el domingo en la Feria del Libro por el Instituto Cultural de la provincia de Buenos Aires, a poco de cumplir 100 años.

Nacido el 24 de junio de 1911 en la ciudad bonaerense de Rojas, Sábato fue el penúltimo de 11 hijos.

"Yo escribo, porque si no me hubiera muerto, para buscar el sentimiento de la existencia", dijo Sábato una vez en una entrevista.

En 1984 encabezó a un selecto conjunto de personalidades en la Comisión Nacional por la Desaparición de Personas (CONADEP) que publicó el famoso 'Nunca más', con relatos y testimonios de las víctimas y supervivientes de la dictadura (1976-1983).

Casi un siglo de vida, muchos años de gloria literaria se van a la tumba con este hombre que no muere del todo, porque su obra le hará eterno.

2 comentarios:

  1. Digamole, hasta siempre maestro,su obra permanecera y sólo mueren, los que no se recuerdan...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  2. Todo un detalle por tu parte recordar a este gran hombre y gran escritor, siempre comprometido y diciendo la verdad. Recordemósle con una frase coherente: "Al parecer, la dignidad de la vida humana no estaba prevista en el plan de globalización". Descanse en paz.

    ResponderEliminar